BOGOTA/CORRESPONSAL EDLP -- Por lo menos el 52% de los estudiantes colombianos que comienzan una carrera universitaria no la concluyen, señaló un estudio del Ministerio de Educación.



La "aterradora cifra" de deserción universitaria fue calificado como una verdadera "tragedia nacional" y como una muestra de la "monumental crisis de la educación superior".



Según el Ministerio de Educación, de las promociones de estudiantes que terminaron estudios entre 1999 y el 2004, 48% en promedio finalizaron sus estudios. Es decir, de cada dos estudiantes que se matriculan en un programa de pregrado, solo uno culmina su carrera.



La preocupación es mayor si se tiene en cuenta que el 39.52% de quienes abandonan sus estudios lo tienen que hacer por razones económicas.



Otro factor inquietante es la mala calidad de los programas en los centros de formación superior: 51 programas están a punto de ser cerrados por el incumplimiento de requisitos de calidad.



A esos programas se suman otros que, provenientes del extranjero, tampoco cumplen requisitos y están en la frontera de la ilegalidad.



Carlos Angulo, rector de la Universidad de los Andes, sostuvo que "en Colombia, la educación superior es un privilegio. Solo 15% de la población en edad escolar tiene acceso a la universidad. Son 900 mil privilegiados para quienes esa educación, más que concederles derechos, les genera deberes. Es una realidad que deben valorar los estudiantes. Desafortunadamente, la tasa de deserción es muy alta. También es lamentable encontrar, en todos los niveles, educación de mala calidad en "instituciones llamadas de garaje". El Gobierno debería ejercer más control; debería hacerles un seguimiento para ver qué clase de educación dan".



La ministra de Educación, Cecilia María Vélez White, reconoció, por su parte, que "hay muchas reservas frente a la política de calidad de la educación superior", pero aduce que "esta política se encuentra en construcción" y espera que "en la medida en que se discutan y se den a conocer los procesos se superen muchas de las críticas".



Un editorial del periódico "El Tiempo" anotó que "el drama comienza con el inequitativo embudo que es el sistema educativo colombiano: a la universidad solo accede un minúsculo grupo de 'privilegiados'. De unos 12 millones de estudiantes matriculados en educación básica y media, la universidad absorbe cerca de un millón. De estos se gradúan menos del 50%, y si cursan sus estudios en universidades públicas, lo hacen, en promedio, en 7.5 años en lugar de los 5 que son lo normal. Ya graduados, cartón en mano, salen a enfrentar el duro asfalto".



"Tan limitado acceso a la universidad forma una barrera real y una brecha insalvable entre quienes resultan educados y quienes no. Los primeros tendrán más opciones de empleo; los segundos quedarán excluidos del mercado. El embudo es un poderoso generador de injusticia social", se quejó el editorialista.



Por otra parte, se han disparado las alertas por el hecho de que hace unos años, la universidad oficial cubría un porcentaje del mercado cercano al 70%, en tanto que la universidad privada aportaba el 30% restante; pero hoy, la universidad oficial sólo cubre un 20% de la educación superior y ha dejado el jugoso 80% restante para beneficio de la universidad privada.



FUENTE: Caicedo C., Guarino (2005, June 20). COLOMBIA; Alto porcentaje de deserción universitaria; Estadística alcanza el 52% y es considerada como una verdadera 'tragedia nacional'. El Diario La Prensa,p. 14

Posted on August 4, 2005


You might also like:

Comments: